Restaurantes

En busca del txangurro perfecto en Rekondo

El Rekondo es esa clase de restaurante a tener en cuenta y tirar de él en ocasiones especiales, o simplemente cuando uno se quiere dar un merecido homenaje. Sin llegar a ser de esa Champions League de las estrellas, es sin embargo un sitio muy respetado entre los donostiarras, alta cocina sin remilgos, por lo que no es raro enterarse de que famosos que visitan la ciudad en los grandes acontecimientos como el Festival de Cine, lo escojan para sus almuerzos o cenas.

Su ubicación está en la subida al monte Igueldo, justo dejando atrás el históricamente noble barrio del Antiguo. Situado en una casa vasca, tiene una amplia terraza que, si la lotería de este clima nuestro lo permite, ofrece un plus a la experiencia.

Su bodega es espectacularmente grande, teniendo una carta de vinos que si uno quiere algo especial, tendrá hasta demasiada opción para escoger. Cuentan que si te metes en el bolsillo al sumiller te pueden hacer un tour por la misma, pero lo normal es habérselo ganado… y pagado, no se puede pretender tal privilegio tras haberse tomado un humilde crianza.

Cada temporada cambian ligeramente la carta, pero mantienen sus hits, entre los que destaca el txangurro al horno. Normalmente va servido en su caparazón, pero en las fotos que acompañan este post lo veréis emplatado dado que fue compartido. Es sencillamente perfecto, un sabor brutal que te hace suspirar con cada cucharada.

Otro hit es el arroz con almejas, pero en esta ocasión no había hueco suficiente como para incluirlo. En la foto que encabeza el post, el carpaccio de carabineros, fino fino.

El precio es moderadamente alto, rondando los 80-100€ por comensal.

Dirección: Igeldo Pasealekua, 57, Donostia-San Sebastian, Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *